5 Consejos para que tu perro no sufra con el calor en verano

El verano es una época en la que tu perro sufre con el calor. Cada año suben más las temperaturas y nuestros perros se notan cansados y apáticos.

Es normal que bajen la actividad a lo largo del día, incluso que pierdan el apetito.

Tú puedes ayudar a tu perro a aliviar el calor poniendo en práctica sencillos trucos que harán vuestro verano más llevadero.

Aquí te ofrezco 5 consejos para que tu perro no sufra con el calor en verano.

Prepara helados para tu perro

Puedes usar una cubitera, un molde para magdalenas o un molde de polos, según el tamaño de tu perro.

Prepara helados de sabores variados, no tienes por qué caer en la rutina. Algunas ideas de helado para tu perro son:

  • Caldos de distintos sabores: de verdura, de pollo, de jamón, etc
  • Batidos de fruta con agua. Plátano, pera, manzana, sandía, melón. Puedes prepararlos solos o combinando varios. Nunca uses leche.
  • Pienso remojado con agua o caldo. Si prefieres darle más consistencia al helado y tu perro está inapetente.
  • Leche vegetal sin azúcar añadido. De soja, de avena, de arroz. Hoy día puedes encontrar una gran variedad, lo más importante es fijarte en que no lleve un exceso de azúcares. También puedes añadirle frutas o mantequilla de cacahuete.

Lo único que necesitas para preparar entretenidos y nutritivos helados para tu perro es un poco de imaginación y algo de práctica.

Haz pruebas respecto a qué sabores le atraen más, y la textura ideal para ofrecer a tu perro.

Ten en cuenta que algunos perros los devoran sin apenas masticarlos, por lo que tendrás que optar por hacerlo más grande de manera que se entretenga en lamerlo.

Otros perros en cambio se lo llevan a su cama para ir saboreando poco a poco y puede que necesiten una textura más espesa.

un helado ayudará a que tu perro no sufra con el calor

Kong o yogur helado

En lugar de preparar polos en moldes, puedes darle helados un poco más complicados con doble función: relajante y refrescante.

Puedes rellenar su kong de mantequilla de cacahuete, paté o puré como haces normalmente y meterlo al congelados unas horas.

De esta forma le das un plus de dificultad al Kong, además de un estímulo extra refrescante.

Un Kong casero que puedes dar a tu perro es congelando yogur natural o vegetal sin azúcar y darle el envase (sin tapa)

Tendrá que entretenerse en relamer el yogur helado hasta dejar el envase limpio.

Eso sí, estate alerta por si mordisquea el envase, no vaya a tragar trozos de plástico.

Pon a su disposición una piscina o un barreño

A algunos perros les encanta remojarse las patas o incluso tumbarse enteros en el agua fresquita.

Tengo un perro que, si tiene calor, mete las patas delanteras en su bebedero si no tiene una piscina llena de agua en el jardín.

Evidentemente prefiero que el agua de beber la usen sólo para beber, así que procuro que tengan dos o tres piscinas a su disposición para que se refresquen.

Como a nosotros, meterse en una piscina les baja la temperatura corporal y les proporciona alivio al instante, y no es necesario que sea profundo o que puedan nadar dentro para que sea una experiencia agradable.

Otra opción es llevarlo a parques donde haya fuentes o zonas de refresco habilitadas para ellos (no lo dejes meterse en cualquier fuente de tu ciudad).

Si tu perro no es muy atrevido con el agua, estimúlalo a refrescarse paso a paso.

Puedes usar su juguete favorito para animarlo a cogerlo del agua o incluso a meter un poco las patitas dentro.

Otra opción es preparar barquitas con chuches para que tenga que ir pescando.

No lo fuerces, ve poco a poco y anima cada pequeño avance hacia el agua.

Darse un bañito también refresca mucho

Compra una alfombra refrescante

Un artículo muy de moda ahora son las camas o alfombras refrescantes.

Es una alfombra rellena de gel enfriador. Con el peso del perro al tumbarse sobre la alfombra, se rompen las moléculas del gel liberando frío.

Son prácticas porque no es necesario meterlas en la nevera ni el congelador, cuando se acaba el efecto frío en unos 20 minutos vuelven a enfriar de nuevo (se recomponen las moléculas y se pueden volver a romper).

Es una buena opción para que el perro descanse si la colocas encima de su cama por ejemplo (para que descubra que está más fresquito sobre la alfombra).

Lo que sí debes tener cuidado es si tu perro tiende a morder las camas o rascarlas, ya que aunque el gel no es tóxico, no debe ser ingerido por tu perro.

Añade cubitos de hielo al agua de bebida

Tu perro no suda para refrescarse como nosotros. Ellos se refrescan principalmente por la boca (por eso los jadeos y el exceso de salivación cuando tienen calor).

Así que si le pones fresquita el agua de beber, será un extra de fresquito que te puede agradecer mucho.

¿O a ti no te apetece un buen trago de agua fría en los momento de calor?

Puedes darle incluso algún cubito de hielo para que lo chupe y se refresque la boca y las patitas a la vez que se hidrata.

Para que tu perro no sufra con el calor debes tener en cuenta…

Planifica sus salidas a las horas más frescas del día o a lugares donde no reciba directamente el sol.

Debes tener en cuenta además que disponga de agua fresca para beber durante sus paseos.

Es normal que reduzca su actividad y sus ganas de juego, adapta su ocio a su forma física.

Presta especial atención a perros sensibles como son los braquicéfalos, senior o cachorros, son los que más sufren los golpes de calor.

Ten en cuenta la temperatura del suelo que pisáis cuando salgas a pasear. Puede que no le apetezca caminar por el hecho de resultarle desagradable el calor que se desprende al pisar con sus almohadillas. Busca rutas alternativas.

Cepíllalo y desenreda su pelo. No es necesario pelarlo, ya que su pelo es una protección natural contra las variaciones de temperatura.

Pero si su pelo está enredado y no deja respirar bien la piel o acumula demasiado pelo muerto en el manto, sí le da calor.

Y disfruta vuestro tiempo libre si tienes vacaciones. Feliz verano.

Gracias Bedneyimages por la fotaza.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.