Claves de la comunicación canina. «¿Mi perro me habla?»

Tu perro posee un código de comunicación canino propio y te habla, su problema es que la mayoría de las veces no sabes interpretar lo que te quiere decir.

Los perros para comunicarse con otros perros y/o con las personas, utilizan sonidos y señales no verbales establecidas en el lenguaje perruno.

Pero los perros son tan inteligentes y nos aman tanto, que son capaces de modificar este «lenguaje» si están comunicándose con personas para que nos entendamos mejor.

Esto pasa por ejemplo cuando los miramos fijamente a los ojos.

Si este gesto viniera de otro perro, sería una señal invasiva y amenazante. Ningún perro con buenas intenciones comienza una amistad fijando los ojos en el otro.

Sin embargo, ellos saben que cuando su dueño lo mira a los ojos es un gesto de amor y complicidad, a los humanos nos encanta esa conexión visual.

De tal manera que además ellos aprenden parte de nuestra forma de expresarnos para ponérnoslo aún más fácil.

Aún así, no está de más que nosotros nos interesemos también en aprender algo de lenguaje canino para que sepamos cómo se encuentra nuestro perro en diversas situaciones.

Podemos distinguir diferentes tipos de señales en nuestros perros, las más importantes son las siguientes:

Señales afiliativas: tu perro está feliz

Son aquellas que utilizan para demostrar cariño con personas o animales de su grupo social.

Estas señales las ves muy a menudo en tu perro, son sus muestras de amor hacia tí.

Lo normal es que las utilice también con sus amigos caninos del parque y con otras personas conocidas.

Algunas de ellas son:

Tocar con la pata o la cabeza, la reverencia invitando al juego, mover la cola de forma dinámica, subir las patas, apoyarse, traer algún objeto…

Aparte de las típicas, cada perro (incluso según las razas), usará señales propias de alegría y afecto.

Hay perros que «chillan» de alegría, otros ladran, algunos aprenden a sonreír.

Señales agonísticas: cuando tu perro siente que algo no va bien

Estas señales son las que regulan los enfrentamientos, con intención de pelear o de ceder en caso de conflicto.

En realidad la misión de estas señales es que un enfado no llegue a más, mediando entre las partes.

Puede haber de dos tipos:

Señales de calma

Son las señales que usa tu perro para indicarte a ti o a otros (personas o perros) que no busca enfrentamiento y que quiere tranquilidad.

Las puedes observar en caso de que te hayas enfadado con él y le hayas reñido.

También si se acerca a otros perros que no conoce y quiere demostrar que va en son de paz.

Aunque en principio el hecho de que muestre señales de calma en sus relaciones puede parecer lo mejor ya que indica que es un perro tranquilo, cuidado.

[bctt tweet=»Si las señales de calma aparecen con frecuencia en su relación contigo o con los demás, puede que se sienta atemorizado o inseguro, lo que le impide disfrutar de su vida de manera tranquila y feliz.» username=»elperritobueno»]

Las señales más típicas son mirar de reojo, lamerse el hocico, bostezar, olisquear el suelo, tumbarse boca arriba, mantener el rabo bajo, pegar las orejas a la cabeza, lamer al otro.

Señales de amenaza

Estas señales las usa cuando está enfadado y quiere decirle al otro que se está pasando.

El hecho de que tu perro gruña o saque los dientes no es un problema.

No debes castigarlo por ello.

Emitir una señal de amenaza es su forma de expresar su disgusto, precisamente para no llegar al contacto físico.

Si tu perro emite alguna de estas señales en su relación contigo, antes de castigarlo por ello, analiza qué lo ha provocado.

Siempre es mejor tener un perro gruñón que llegar a que tu perro te muerda porque no ve otra solución posible a su problema.

Si dudas en su relación contigo o con los demás, mejor consulta a un profesional que pueda ayudarte.

Señales de amenaza son gruñir, marcar con los dientes, enseñar los dientes, mantener la mirada fija en el otro, postura erguida, erizarse, etc.

Señales no intencionales

Por el comportamiento de tu perro cuando no está interactuando con nadie también puedes saber cuál es su estado de ánimo.

Este tipo de conductas son muy importantes para conocer su salud emocional, ya que en el momento en que las realiza no está intentando «impresionar» a nadie, de manera que reflejan su verdadero estado anímico.

Señales de confort

Como su nombre indica, son las señales que te dicen que tu perro está feliz y a gusto con el momento que está viviendo.

Es muy importante que tu perro muestre este tipo de señales a menudo.

Su comportamiento puede variar muchísimo si se siente a gusto y relajado en su día a día.

Una de las señales importantes de confort es observar cómo duerme tu perro.

El hecho de que no busque un lugar escondido para descansar, que pueda quedarse relajado en cualquier lugar.

Que al dormir adopte posturas estiradas, incluso patas arriba.

Más señales de confort son revolcarse en la hierba, jugar incluso estando solo, invitar al juego.

Un perro tranquilo y feliz debería mostrar señales de confort más que cualquier otra de las que he hablado.

Señales de estrés

Por el contrario, estas señales indican que algo no va bien en la vida de tu perro.

Puede estar pasando por un puntual momento de estrés debido a algún cambio.

Pero pueden también indicar algún problema mayor, por lo que debes estar atento a su aparición para poder evaluar la situación.

Uno de los indicadores de que algo no va bien son las estereotipias.

Son conductas que el perro hace repetidamente y de forma compulsiva.

Ejemplos son perseguirse la cola, relamerse, comer hierba sin parar, dar vueltas sobre sí mismo o en torno a un mismo objeto.

También son señales de estrés la pérdida de pelo, morderse o rascarse partes del cuerpo constantemente, el jadeo excesivo, ladrar sin control.

Este tipo de comportamiento debe analizarse y consultar a un profesional si es necesario, ya que afectan a la salud de tu perro.

Observa a tu perro

Vas a aprender mucho sobre tu amigo canino si lo observas en su día a día.

[bctt tweet=»Echar un rato con él en el parque y ver su comportamiento con otros, y el de los demás con él te va a ayudar en su educación y en la búsqueda de su felicidad.» username=»elperritobueno»]

Déjalo siempre que sea posible actuar libremente con otros perros, para que aprenda a relacionarse por sí mismo.

Recuerda que en la mayoría de los casos ellos buscan relacionarse sin conflictos aunque no los entendamos a la primera.

Si notas que algo no va bien, consulta con un profesional, te sacara de dudas y os ayudará a mejorar su sociabilidad.

¿Te has parado alguna vez a observar alguna de las conductas de las que te hablado?

¿Conocías su significado?

Si te ha interesado este post, coméntame algo sobre tu perro que hayas descubierto hoy.

Imágenes extraídas de Freepik, cortesía de Whatwolf.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.