OPCIONES PARA EDUCAR A TU PERRO

Opciones para solucionar problemas educativos cuando adoptas un perro.

Estás perdiendo tiempo, esfuerzo y energía.

Perrito Bueno

Necesitas ver a tu perro feliz.

Sabes que su vida no ha sido fácil.

Deseas que tu perro pueda disfrutar por fin de la vida que le espera junto a ti.

Necesitas saber que vas por el buen camino y no das palos de ciego.

Y sabes que su tiempo es mucho más corto que el tuyo, por eso no quieres perderlo.

Tranquilo, conozco esa sensación.

Yo también la viví hace muchos años y trabajo a diario con clientes que la sufren.

!TENGO QUE AYUDARLO YA!

Es lo que piensas cada vez que notas que algo le da miedo, que te cruzas con otros perros por la calle y él pierde el control, o cuando te das cuenta de que no sabe cuál es su sitio en casa.

Adoptar un perro no es fácil. 

Esa situación ideal en la que el perro llega a casa y entiende todo el amor que le estamos ofreciendo y se adapta a las reglas de un hogar no siempre se cumple.

Y tampoco estás seguro de estar haciendo todo lo posible para entenderte con él. Al fin y al cabo, la lógica perruna no sigue necesariamente nuestras mismas reglas…

Estás confuso porque has visto consejos y vídeos en los que cada uno opina diferentes cosas, incluso el vecino ése, el que tiene perros «de toda la vida», te ha aconsejado un par de técnicas que en realidad no estás seguro de cuándo aplicar.

¿O acaso a ti te han funcionado todos estos consejos?

Déjame mostrarte las 5 opciones que tienes para mejorar su conducta a medio plazo.

No te voy a indicar a quién tienes que llamar, sino cómo debes actuar según sea el problema que tenga.

¿Cómo educar a mi perro?

Piensa en tu perro. 

No sabes con certeza su pasado, qué cosas ha vivido.

Puede que, hasta que lo recogió esa asociación, no haya vivido jamás en una casa.

O quizá era feliz en un hogar hasta que…se le cayó el mundo encima al verse solo en la calle.

Hay cientos de situaciones diferentes que pueden haberle ocurrido a tu nuevo compañero, de las más trágicas a simplemente el haber pasado de un hogar a otro (los hay con suerte).

Todas ellas tienen en común el hecho de que, por una u otra razón, el pobre tiene que readaptarse a tu hogar, a tí, con tu cariño (claro), y tus nuevas normas.

Y no todos lo llevan bien. Porque los cambios son confusos, implican emociones fuertes, un poquito de vértigo…y si nadie te lo explica, imagínate: ¡una locura!

A pesar de todo esto, tengo una buena noticia: 

No importa cuán duro haya sido el pasado de tu perro. Puede empezar de nuevo a tu lado.

Eso sí, te recomiendo que tengas en cuenta tres pilares fundamentales para que el proceso de adaptación de tu nuevo amigo sea lo más corto y agradable posible para ambos.

Recuerda que cuando te hablo de educación canina te estoy hablando de convivencia, de normas básicas como pasear o saber estar. El adiestramiento puede empezar una vez se cumplen estas premisas básicas de educación, y no es fundamental para disfrutar de una vida feliz junto a un perro. EDUCAR NO ES ADIESTRAR. 

A continuación te detallo las 3 áreas  de actuación en las que debe basarse la relación con tu perro adoptado para que el final sea feliz.

COMUNICACIÓN 

Como en cualquier relación, la comunicación con tu perro es fundamental para la convivencia.

Sé que todos hablamos con nuestro perro, le contamos nuestros problemas, nuestros planes…y es cierto que parece que nos escuchan mejor que algún amigo humano.

Pero el principal objetivo de la comunicación es entendernos con el otro.

Por eso es importante a la hora de comenzar la educación de un perro adoptado, establecer un código de comunicación claro y sencillo, en el que tanto AQUELLO que decimos como el CÓMO se lo decimos vayan en armonía para no crear confusiones, y aportarle la seguridad de que está en el camino correcto cuando él se comunica con nosotros.

De la misma forma, debemos nosotros poner nuestro empeño en comprenderlos a ellos y todas aquellas señales que nos dan para que la comunicación pueda ser en ambos sentidos, y que él se sienta también parte de la relación.

VINCULO AFECTIVO

Construir la relación con tu perro desde una base sólida.

El perro por naturaleza busca la compañía humana.  Crean con sus dueños una conexión especial. Pero de ti depende que esa conexión sea de gran calidad, de manera que ambos os sintáis a gusto y confiéis el uno en el otro.

Te hablo de afecto y entendimiento mutuos, mediante el juego, las caricias, la comunicación…

Claro que tu perro debe hacerte caso y seguir tus normas, pero yo no voy a hablarte de dominancia ni de machos alfa, la relación sana con un perro se construye siendo tú su tutor, su guía, no su amo (en el amplio sentido de la palabra). 

RUTINAS SALUDABLES

Todos tenemos una serie de hábitos que hacen que nuestra vida tenga una seguridad confortable.

En un perro, más si su pasado ha sido difícil, estos hábitos son fundamentales para que sea feliz.

El poder disfrutar de los paseos, la seguridad de disponer de alimento y agua fresca, un lugar para el descanso…el conjunto de todas esas rutinas, bien estructuradas, van a aportarle la seguridad que necesita tras haber pasado por la incertidumbre de haber sido abandonado.

Incluir en el día a día las necesidades de tu perro para ser feliz es fundamental para tener un compañero tranquilo y seguro de su entorno y de sí mismo.

#Caricias y Salchichas

OPCIÓN 1

Dicho de otra forma, esperar  que sus problemas se arreglen solos.

Con paciencia y comida tarde o temprano ganarás su confianza y seguramente aprenda algunos trucos.

El problema es que no todos los perros evolucionan con la misma rapidez, y, sin otros apoyos más específicos, puede que no notes mejoría en su comportamiento en un corto, incluso medio plazo. 

Esto puede llevarte a caer en la apatía al no ver cambios, y a la tristeza de comprobar que tu compañero no aprecia el esfuerzo anímico que inviertes en él.

Al igual que los niños, los perros no siempre saben gestionar y/o demostrar sus emociones de forma correcta, si no actúas como tutor, sólo con amor incondicional puede que no consigas tus objetivos.

#Do It Yourself

OPCIÓN 2

No puedes confiar la educación de tu perro a cuatro videos de YoutubeBusca información, cursos, webinars, congresos online, yo misma te ofrezco mucho contenido en mi blog.

Ventajas: 1. Ahorrarás dinero. No te vas a gastar nada.2. Hay vídeos en Youtube que te van a enseñar conceptos, trucos y métodos diferentes para educar a tu perro.

Inconvenientes:

1. Tiempo. No te puedes permitir la  cantidad de tiempo que necesitarías para filtrar y consumir toda esa información.

2. Los vídeos y consejos habitualmente son para conceptos o trucos aislados, no contemplan un conjunto de acciones sobre toda la forma de vida de tu perro.

# Acudo a un veterinario etólogo

OPCIÓN 3

¡GENIAL! Quieres tomar cartas en el asunto y encontrar un profesional que os ayude.

El primer paso para que un perro sea feliz es evidentemente que goce de una buena salud física, y el veterinario es el profesional adecuado para valorarlo.

Pero en el comportamiento canino no cualquier veterinario puede ayudarte. Son profesionales de la salud física.

Un veterinario etólogo está capacitado para valorar determinados problemas, incluso para recetar medicación si el caso es muy grave, pero no es un educador canino.

Es como si acudieras al pediatra porque tu hijo tiene problemas en el cole. 

Lo ideal es acudir a un profesional del comportamiento y educación canina, y, si el problema fuera muy grave, actuar junto al veterinario para actuar en el plano físico y psicológico y comportamental a la vez.

Sólo con pastillas, sin actuación activa en el problema, no obtendrás resultados.

#Formación

OPCIÓN 4

El conocimiento de la especie con la que convivimos es fundamental para tener armonía en el hogar.

La formación en salud y educación básicos, así como comunicación canina, tendrían que venir con el pasaporte de nuestro perro.

Aún así, el tener unos conocimientos básicos no implica que tengamos que formarnos como profesionales veterinarios y/o educadores para poder adoptar un perro.

#Trabaja conmigo

OPCIÓN 5

Trabajar con perros me ha hecho aprender.

Me han enseñado que una solución combinada de Comunicación, Afecto y Rutinas Saludables,  hace que mejore significativamente la calidad de vida, consiguiendo resultados visibles en su comportamiento.

El Manual de la Adopción Feliz es un servicio dirigido a todos aquellos que han adoptado un perro (o están en proceso de hacerlo) y desean mejorar cada área de la vida de su perro para así conseguir verlos felices por fin.

De todas las opciones sólo Adopción Feliz te ofrece:

 Trabajar tú mismo con tu perro. Porque lo has escogido a él, y nadie mejor que tú para demostrárselo.

Formación on-line   dirigida a mejorar cada pilar de la felicidad de tu perro

Contenidos descargables     para que puedas repasarlos cada vez que quieras

Apoyo    durante el transcurso del curso. Cualquier duda o problema que te surja puedes consultarla conmigo.

Copyright 2018 Reinventa Tu Marketing, todos los derechos reservados.